Estudios de Suelos

ESTUDIO DE SUELOS


El paso preliminar para el uso adecuado de los fertilizantes Nano quelatados GeoTech® es el estudio de suelos.


Todo proyecto de producción agrícola debe tener como punto de partida el análisis de suelo, que brinda acceso a la información requerida para implementar el  programa de riego y abonado.

Basados en la información obtenida por el análisis de suelo, se puede hacer un cálculo de la cantidad de fertilizante a aplicar. La ventaja de realizar este análisis, es que el programa de fertilización se hace en base a lo que la planta requiere, disminuyendo así la pérdida de fertilizantes y/o otros productos.

Sin  un correcto análisis estaríamos a ciegas ante la toma de decisiones para el abonado; aplicar menos de lo necesario impediría conseguir los objetivos de cosecha, y aportar en exceso encarecería el proceso productivo, se trata de garantizar una óptima nutrición de nuestros cultivos y el aseguramiento de un proceso económicamente controlado.

Técnicas de Aplicación

TÉCNICAS DE APLICACIÓN

  • Pulverización foliar:

Es muy beneficiosa debido a su alta tasa de absorción, por lo que se recomienda  junto con la aplicación al suelo al menos dos veces durante el período de crecimiento.

  • Colocación directa al suelo:

Es la forma más sencilla de aplicar fertilizantes nano quelatados Geotech®, este método permite que todos los órganos de la planta puedan utilizar el fertilizante gradualmente a través de la raíz en los ciclos normales de crecimiento del cultivo. Se puede colocar la cantidad requerida en un círculo alrededor del tronco de la planta,  sobre todo en regiones con suelo ligero  o con riego excesivo, para evitar que los nanofertilizantes desciendan a un nivel más bajo que la raíz después del riego.

  • Fertirrigación (riego por surcos o aspersión):

Se prefiere este método de aplicación de fertilizantes nano quelatados,  si hay una gran cantidad de plantas en el área, ya que puede ser costoso o llevar mucho tiempo aplicarlas a través de excavaciones profundas. 

  • Riego por goteo:

 Se puede disolver la cantidad requerida en un tanque de agua limpia y luego suministrar a las plantas a través de la red de riego por goteo.